Trasplante Capilar... ¿Cuál es la técnica F.U.E.?

El trasplante capilar es un técnica médico-quirúrgica en la que como su nombre indica se hace un trasplante de cabello en una misma persona; de una zona que cuenta con mayor cantidad de pelo a otra con menor cantidad.

 

La técnica F.U.E. por sus siglas en inglés significa: Follicular Unit Extraction. En esta técnica se extraen “bocados” de cuero cabelludo y cada uno de ellos contiene una unidad folicular, la cual consta de 1 a 6 folículos. Esta técnica se puede hacer de manera manual, con micro motor o con robot.  La extracción de unidades foliculares es la mejor técnica con la que disponemos actualmente para obtener injertos en la zona donante.

 

Los folículos son extraídos uno a uno utilizando herramientas microquirúrgicas de menos de 1 milímetro de diámetro (.75-.8 mm). La extracción de folículos es simple, no dolorosa y el área cicatriza en 2 a 4 días. Es importante recalcar que no hay riesgo de daño nervioso ya que en ningún momento requiere del uso de bisturí ni de suturas.

 

El beneficio más importante de la técnica F.U.E. es que no se daña ninguna unidad folicular durante la extracción. Es cierto que es considerada una técnica quirúrgica sin embargo; es una cirugía de mínima invasión y ambulatoria, haciéndola un simple acto médico, el paciente no siente dolor ni alteraciones en la zona donante.

 

Esta técnica permite que el paciente pueda realizar deportes y levantar peso a los 14 - 18 días de realizado el procedimiento. El periodo de espera es sólo para permitir que las unidades foliculares trasplantadas logren crear raíces en la zona receptora. La zona donante no causa preocupación alguna.

 

El cirujano es el que hace la selección de los folículos que necesita para ese área específica que necesita repoblar, a demás de extraer y colocar todas las unidades foliculares.

 

Con la técnica F.U.E. se puede obtener pelo de todo el cuerpo. Muchos de nuestros pacientes tienen un exceso de pelo en el cuerpo y estarían encantados de utilizarlo para reponer el pelo perdido en el cuero cabelludo. Sin embargo, el pelo del cuerpo es utilizado para aumentar la densidad posterior, nunca se usa en la línea frontal.

 

El paciente tiene pleno control de su restauración capilar desde el principio al final. De manera personal me gusta esperar mínimo de 2-4 meses entre sesión y sesión pero suele ser mejor esperar de 8 a 12 meses.

 

Actualmente estamos extrayendo 1,200 en una sesión convencional, lo equivalente a 2,200 cabellos  e incluso podemos sacar hasta 6,000 cabellos. La única limitación es la disponibilidad de pelo en las zonas donantes de cabeza y cuerpo.

 

Esta técnica es ideal para ocultar malas cicatrices en zona occipital de trasplantes previos. También podemos rediseñar la línea frontal y aumentar la densidad de áreas de trasplantes tipo punch, micro o mini-injertos.

 

Hay que considerar que existen criterios básicos que nos pueden orientar sobre si para nuestra pérdida capilar está indicado o no realizar un trasplante capilar: los pacientes jóvenes no suelen ser buenos candidatos, la mayoría de las mujeres no son buenas candidatas, depende mucho de la extensión de la pérdida capilar y de la densidad capilar por centímetro cuadrado.

 

Es importante mencionar que el 97% de los pacientes después de una sola sesión tienen resultados de satisfacción y el 3% están inconformes con la densidad; lo cual se mejora a la segunda sesión. 

 

El trasplante de cabello es una ciencia y un arte ya que parte fundamental del procedimiento es el diseño correcto personalizado para cada paciente.

 

Dr. J. Enrique Gámez

 

 


Publicación más antigua Publicación más reciente