En busca del tratamiento ideal.

 

 

¿Alguna vez has tenido problemas para elegir una crema para la piel? Seguro que sí. No importa si te lo recomendó un dermatólogo o tu mejor amiga, seguro que te haz hecho esta pregunta: ¿Me irá a funcionar? Y en esos casos, el único respaldo que solemos tener es la credibilidad de quien lo recomendó y la publicidad que vimos del artículo. Sin embargo, esos tiempos están por quedar en el pasado, gracias al cielo (y a la ciencia) ahora existe la “medicina de precisión”. Se le llama así al estudio profundo de genes y compuestos asociados que permiten dar soluciones médicas específicas y personalizadas para cada persona en particular.

En un inicio esto permitía solo llegar a conclusiones generales sobre genes relacionados ante algún padecimiento (como el cáncer), sin embargo, ahora nos permite conocer las capacidades y necesidades genéticas de cada persona en áreas sumamente específicas.

 

Pero ¿Esto que tiene que ver con mi piel? ¡Pues todo!, gracias a la medicina de precisión, empresas como TWO22 han podido desarrollar productos y tratamientos personalizados para las necesidades genéticas de personas como tu y como yo. Ahora sí, los cuidados de tu piel pueden ser realmente PERSONALES. Ya no tenemos que fiarnos a ciegas una recomendación, sino que tenemos la seguridad de que la crema o sérum que vamos a utilizar, ha sido desarrollada específicamente para tu perfil genético.

La gran ventaja de este tipo de tratamientos es que ya no tendrás que preguntarte si te funcionarán o no (vaya que eso es un gran paso). Poder usar un producto con la seguridad plena de que tendrá resultados geniales, es más que un alivio, saber te fue “hecho a la medida” no tiene precio. Por ejemplo, alguien podría pensar que las manchas en su piel son por la exposición al sol, sin embargo, puede ser que genéticamente ese problema le sea causado por la falta de antioxidantes y no realmente por los rayos UV. Sin este tipo de información, uno podría utilizar producto tras producto, año tras año sin ver otro resultado mas que una cartera vacía y un rostro cada vez peor, sin ver resultados porque el verdadero asunto jamás ha sido tratado. Imagina qué diferencia el saber esto y poder rápidamente tomar cartas en el asunto de manera precisa y efectiva.

 

 

Ahora pensarás, ¡Pero ha de ser carísimo! Pues bien, tiempo atrás puede que lo hubiera sido, pero gracias a los avances de la ciencia, este tipo de tecnologías es cada vez más accesible, antes un análisis genético lo encontrabas en cerca de ¡Veinte mil pesos! Pero ahora suele estar entre los tres mil y cuatro mil pesos. Piensa en cuanto has gastado probando todo tipo de cremas (hasta los tratamientos milagrosos de la tía) sin mayor éxito. Si lo ponemos en perspectiva, y tomamos en cuenta la seguridad que te brinda este tipo de productos, el precio no es nada descabellado.

 Por último, déjame compartirte que todos los productos de TWO22 son 100% orgánicos, ecológicos y libres de crueldad animal, así que además de adquirir un tratamiento seguro para tu piel, podrás mantener una conciencia limpia y tranquila. Ahora que lo sabes, ¿Seguirás probando todas las cremas que te encuentres? ¿O comenzarás a usar lo que tu genética realmente necesita?

Conoce el perfil genético de tu piel aquí.


Publicación más antigua Publicación más reciente