La belleza nace de la salud, no del maquillaje.

 

Hace poco me encontré con una instagramer famosa en la Ciudad de México, sostuvimos una plática interesante sobre la cosmética orgánica y lo mucho ha crecido esta industria en el país. Sin embargo, durante nuestra charla, no pude evitar notar la cantidad de maquillaje que cargaba su rostro. Vino a mi mente aquella canción de Mecano “Sombra aquí, sombra allá…”, y pensé que la chica claramente tenía facciones hermosas, pero su rostro (a pesar de estar apenas entrando a los 30s) se veía deteriorado, quizá eso era lo que la llevaba a usar tanto maquillaje. Fue ahí donde me vino la pregunta ¿por qué usar cosméticos para disimular la falta de salud en la piel?

Me encanta el maquillaje como complemento, no diario, sólo para días en los que quiero destacar facciones o dar efectos, (ok, también para cubrir un poco los estragos de la noche anterior) . Si cuido correctamente mi rostro, probablemente no tendré que sepultarla bajo toneladas de base, corrector, blush y demás para lucir bella. Es un círculo vicioso, tu rostro se desgasta, disimulas el deterioro con productos cosméticos efectivos al momento, pero que no terminan o cubren las deficiencias reales en tu piel.

Para nutrir la piel realmente necesitamos buscar antes de maquillar, cubrir sus deficiencias para lucir una piel saludable que se vea muy linda, (claro que la belleza suele estar condicionada en diferentes opiniones, pero creo que un rostro sano jamás podrá negarse que se ve lindo). Además que ser bella también es cuestión de actitud y confianza, y aceptémoslo, no es sencillo manifestar esas virtudes cuando lo que ves en el espejo es desgaste y falta de salud en la piel. La diferencia está en levantarte y ver tu piel fresca, hidratada, con brillo natural, tal cual eres en realidad, eso inspira, motiva y empodera. La salud en tu piel, es tu verdadera belleza.

Muchas veces tenemos la voluntad de comenzar a cuidar nuestra piel, pero nos vemos invadidas entre infinidad de productos y propaganda comercial, donde todos aclaman ser los mejores y tener resultados… lo que nos lleva a grandes decepciones. Para evitar decepciones, prevenir el envejecimiento prematuro, arrugas profundas o producción perezosa de Colágeno, te diré estos concejos: -Lee las etiquetas. Si ves palabras como PEG, Alcohol, Triclosán, Sulfato, Petrolatos o Colorantes, ese producto no va a cuidar tu piel, muy al contrario pueden provocar al envejecimiento prematuro, desgaste y daños en la piel. -Busca productos naturales, de origen botánico, orgánico y certificados. Libres de crueldad animal, y que puedas investigar cada ingredientes de su etiqueta. -Antes de elegir un producto, conoce tu piel. Visita al dermatólogo, pide su concejo y coméntale tú interés por los productos orgánicos. -Ya existen pruebas genéticas especializadas que analizan tu ADN y herencia genética para ayudarte a conocer las necesidades reales y las deficiencias genéticas en tu piel. Elige tratamientos preventivos o correctivos efectivos.

Conoce los perfiles genéticos más comunes y cómo pueden prevenirse con Biogenética. 


Conoce el perfil genético de tu piel aquí.

Por: Karla O.


Publicación más antigua Publicación más reciente