Perfiles

Para tu piel, la inflamación es la respuesta rápida de nuestro sistema inmune ante lesiones, procesos infecciosos y sustancias xenobióticas como microorganismos, alérgenos y toxinas. Sin el proceso inflamatorio tu piel no tendría la capacidad de protegerse o regenerarse.

En ocasiones el cuerpo puede sobre compensar y liberar proteínas pro inflamatorias en exceso, sin importa que la situación requiera de menor cantidad – como resultado, tu cuerpo comienza a reaccionar exageradamente a cualquier cosa! Muy pronto el cuerpo comienza a inferir que el perfume puede ser un virus y que los productos de belleza pueden causarte daño – este tipo de sensibilidad no es bueno ya que la sobre producción de proteínas pro inflamatorias envejece de forma dramática la piel.

La inflamación en exceso es un tema muy presente en el envejecimiento cutáneo prematuro. Aunque resulte una respuesta benéfica en el corto plazo, la inflamación continua puede tener un efecto muy negativo en tu piel. A menudo sutiles, los signos incluyen sensibilidad, enrojecimiento e irritación.

Las variaciones genéticas de esta categoría pueden ser útiles para identificar si te encuentras en un riesgo mayor de tener un proceso inflamatorio excesivo, ocasionando alteraciones innecesarias a las células de la piel. Los resultados de una inflamación en exceso incluyen enrojecimiento, sensibilidad aumentada a contaminantes y químicos en el medio ambiente.